Victor Ocampos, de Ariman, opina sobre la polémica Ley de Músicos.

25 Ene

Victor Ocampos, músico altoparanaense, integrante de la agrupación Ariman, comparte su opinión respecto a la polémica “Ley de Músicos” de nuestro país.
A continuación compartimos la opinión de Victor, al que agradecemos por sumarse a este espacio.

———-
LA INNECESARIA BUROCRATIZACION DEL ARTE Y LA NECESARIA REGLAMENTACION PROFESIONAL

“Considero como mínimo infeliz el hecho de utilizar un carnet habilitante para cualquier tipo de arte, aun mas cuando hablamos de música, pues la música es el lenguaje del alma, sin embargo, ahora con la nueva Ley, ese alma debe tener un carnet que lo habilite para expresarse, por lo tanto, para el efecto, debe recurrir a un instituto donde dependiendo del profesor que le corresponda, este podría ir cortándole las alas, limando asperezas de sus bordes, repintándole y pasándole barniz de acuerdo a sus condicionamiento, así, aquel alma rebelde que buscaba gritar al mundo su ira en un lenguaje musical simple, crudo y directo, ahora una vez salido del instituto con su titulo en mano, retirara su carnet
habilitante, pero ya paso el momento, ya no hay rabia, ya no queda nada del sentimiento que buscaba trasmitir, se perdió la magia, la mística que tiene el arte de hacer música.

El músico y el artista en general, deben ser libres, no deben ser moldeados al antojo de nadie, o reunir requisitos como para sacar un préstamo en alguna entidad financiera. A lo que pretendo llegar es que, el arte no es lo mismo que una profesión, con esta Ley mi temor es que nos llenemos de artesanos y nos quedemos sin artistas (Aquel que crea obras de arte). No soy contra el estudio de la música, si no en contra de que se obligue a alguien a que estudie para ganarse un carnet.

En cambio, si, creo necesaria la reglamentación profesional del músico, en casos como los que padecen varios “artistas” (Que no crean obras de arte) en boga en nuestro liliputiense “show business”, en su mayoría son de los géneros tropicales de moda, pero la realidad de esos “músicos” es que la gran mayoría son explotados por empresas que se encargan de las representación, promoción, contratos, fechas, etc., es decir son los que tocan la plata, pero hacen trabajar a los músicos por horas y horas, pagándoles importes que bordean lo miserable (Cualquier similitud con los jugadores de futbol antes de la ley del futbolista, es pura coincidencia). En este caso, si, seria interesante una ley que proteja al trabajador de la música (al artesano), lo mismo ocurre con los músicos contratados telefónicamente para una actuación, sin embargo, al presentarse al local, el evento se suspende y al músico no se le paga, situaciones como estas
si, necesitan reglamentación legal.

Una obra de arte nace del artista y este no necesita de habilitación para crearla.

Estoy contra el carnet, pero si creo necesaria algún respaldo legal para proteger al músico.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: